Parque de Hopelchén

HISTORIA

El municipio de Hopelchén es también conocido como la región de Los Chenes, Este territorio fue poblado desde la época prehispánica, convirtiéndose en  asiento de importantes pueblos y ciudades mayas, como Hochob, Santa Rosa Xtampak y Dzibilnocac.

Como consecuencia de los asentamientos hispánicos en los principales núcleos indígenas, se edificaron mansiones y cuarteles de la Guardia Real y autoridades de la Corona española. Los siglos XVI y XVII marcan la construcción de los primeros templos católicos.

Durante la Guerra de Castas (1847), personajes importantes como Cecilio Chí, Jacinto Paat, Florentino Poot, Francisco Caamal, entre otros tomarían en medio del exterminio de la población euromestiza y criolla, las poblaciones de Quintana Roo, el sur y oriente de Yucatán, así como el oriente de Campeche, es decir la región conocida como Los Chenes.

Hopelchén, Bolonchenticul, Ituribide y otras poblaciones de la región de Los Chenes fueron abatidas por los mayas insurrectos y algunos mestizos. Después de largos años de lucha y negociaciones, el movimiento maya se diluyó.
En 1915, en la transición de los gobiernos revolucionarios, los hacendados cheneros en franca oposición a los principios agrarios emanados de este movimiento social, se unen a la rebelión de Benjamín Ortiz Argumedo en contra de Carranza, enfrentándose ambos grupos el 6 de marzo de 1915 en Bolonchenticul, con un trágico saldo de más de 100 muertos. Esta serie de acontecimientos es conocida como la Conjura de Yaxché.

Hopelchén significa Lugar de los cinco pozos.


La denominación de la Región de los Chenes se debe a que el vocablo maya Ch’e’en significa Pozo, y la mayoría de sus comunidades fueron fundadas alrededor de pozos antiguos o rústicos.

 

PATRIMONIO EDIFICADO


Templo y convento de San Antonio de Padua

Hopelchén cuenta con uno de los monumentos religiosos  más importantes en su categoría, el templo católico San Antonio de Padua  construido en 1667.




Este recinto fue dedicado a San Francisco de Asís, fundador de la Orden Franciscana; sin embargo el pensamiento religioso y católico de los habitantes se transformó al rendir culto a la Purísima Concepción.  En su interior conserva uno los retablos más antiguos de la península de Yucatán. El conjunto que forma el principal retablo con los laterales es excepcional, siendo éste de estilo barroco salomónico, con similitudes a los del resto de la península, pero con características y elementos únicos.





A lado del templo  existió  un convento que fue construido por los frailes  franciscanos que evangelizaron esta región y estuvo habitado por estos en los años 1697 a 1821. Este edificio, formaba parte del conjunto arquitectónico colonial más importante de la región, diseñado en forma similar al convento de Izamal con arquería colonial, sólo que en menor tamaño.

En los años 70 del siglo pasado debido a su abandono fue demolido. Hoy en día, el extinto convento ha resurgido al ser reconstruido por las autoridades siendo un atractivo cultural más en la capital del municipio de Hopelchén.

Ubicación: Plaza principal de la ciudad de Hopelchén.






L
a hacienda de San Antonio Yaxché

Esta hacienda encuentra sus orígenes a finales del siglo XIX y fue construida a base de piedra, madera, hierro y tierra. Cuenta con dos entradas, una principal y la otra de servicio, así como dos pozos o norias. Continuando por el camino empedrado se llega hasta un costado de la casa grande, la cual conserva al frente unos arcos simples que forman parte de su fachada principal. Al costado izquierdo de la casa grande se conserva un gran arco adornado con diferentes figuras, rematando al final, con una cruz.


Yaxché es un vocablo maya que significa Madera verde




L
a hacienda Dzibalchén

sta hacienda fue una importante hacienda chiclera y maderera en los siglos XIX y XX. De esta finca se conserva la plaza principal de la hacienda cuya fachada posee características coloniales. En su interior se aprecian algunas pinturas que relatan la historia del poblado. Data del siglo XIX. Se puede apreciar gran parte de los edificios que conformaron alguna vez esta finca la cual dio origen al actual pueblo de Dzibalchén. Actualmente, es una de las principales poblaciones del municipio de Hopelchén.


Según la tradición oral su nombre se debe a que, en el fondo del pozo (chen) principal del antiguo pueblo había una estela o fragmento de ella con inscripciones (dzibal), de ahí su significado: Pozo escrito.

Ubicación: Se encuentra a 45 kilómetros de la capital de Hopelchén.




Santa Rosa Xtampak

A este sitio se le considera como la ciudad prehispánica más importante de de los Chenes, ya que surgió como una capital regional en el área maya, además se le conoce como el sitio de mayor tamaño de la región.

El sitio fue construido sobre una elevación natural cuya cima fue nivelada y terraceada, ocupando una superficie aproximada de 9 km2.

En él se aprecia numerosos edificios, predominando la arquitectura Chenes, aunque existen algunas estructuras de influencia Puuc, además de chultunes dispersos por todo el asentamiento. El corazón de la antigua ciudad lo conforman una serie de patios y plazas intercomunicados y algunos grupos relativamente aislados. Una amplia calzada, con un altar cerca de su extremo oriental, une la Plaza del Palacio con un basamento piramidal del Grupo Noreste. Santa Rosa Xtampak es uno de los pocos sitios de su región que  cuenta con estelas esculpidas.

Entre sus edificios principales está: el Palacio, el edificio con boca de serpiente, la Casa Colorada, el Cuartel, el Cuadrángulo del Sureste y los edificos Norte, Oriente y Poniente.

Xtampak vocablo maya que  significa Muros viejos.


Cómo llegar: Desde la ciudad de San Francisco de Campeche, se toma la carretera federal 261 hacia Hopelchén, y cerca del kilómetro 79 se encuentra la desviación a un camino pavimentado de 32 km que lleva al sitio.



El sitio puede ser visitado en horario de lunes a domingo de 8 a 17 horas.








 

Dzibilnocac

Dzibilnocac es una muestra magnífica del estilo Chenes aunque los edificios explorados muestran también una influencia tardía del estilo Río Bec. Este sitio prehispánico tuvo su apogeo en el periodo Clásico y después de ser abandonado fue descubierto en 1842. Dzibilnocac comprende un área de 1 kilómetro y medio en la que se distribuyen pirámides edificios abovedados y habitaciones.

Uno de los edificios más sobresalientes es la estructura conocida como Templo-palacio donde investigadores hallaron restos de pintura mural. Este edificio, en su parte superior se encuentra coronado por un templo simulado al cual se accedía por medio de escalinatas no funcionales.

Los falsos accesos al templo están rodeados por enormes mascarones estlizados del Monstruo de la Tierra, y en sus esquinas se aprecian cascadas de mascarones de Chaac, dios maya de la lluvia, visto de perfil.

Dzibilnocac vocablo maya que significa Tortuga grande escrita.




Cómo llegar: Desde la ciudad de San Francisco de Campeche se toma la carretera federal 261 hasta Hopelchén y luego rumbo a Dzibalchén, de este último se va hacia Iturbide, y a 200 metros esté el sitio.


El sitio puede ser visitado en horario de lunes a domingo de 8 a 17 horas.




H
ochob

Las primeras noticias sobre la antigua ciudad maya de Hochob se deben al investigador Teobert Maler, quien visitara este sitio en 1887. Es una claro ejemplo de estilo arquitectónico Chenes, principalmente por elementos como fachadas que simbolizan bocas abiertas de serpientes en alusión al Monstruo de la Tierra. Dentro de sus estructuras destaca la estructura 2también conocida como El Palacio.

Este recinto está ricamente decorado con la presencia de unas fauces serpentinas, que se complementan con un ancho mascarón frontal superior. Estas gigantescas fauces evocan a Itzamná que desciende de la bóveda celeste.

Hochob vocablo maya que significa Lugar de las mazorcas de maíz.

Cómo llegar: Desde la ciudad de San Francisco de Campeche se toma la carretera federal 180 y luego por la 261, rumbo a Dzibalchén; pasando este pueblo se toma la desviación hacia Chencoh y luego 14 kilómetros se llega a Hochob.

El sitio puede ser visitado en horario de lunes a domingo de 8 a 17 horas.

 


T
abasqueño

Este sitio fue reportado por Teober Maler en 1895. Este sitio tuvo se apogeo entre 750 y 900 d.C. Tabasqueño comprende una plaza rectangular delimitada en sus cuatro lados por edificios característicos del estilo Chenes. Una de sus principales estructuras es el Templo-Palacio, que es un edificio de una sola planta con ocho aposentos y una amplia escalinata. La Torre Emblema es otro de sus monumentos más atractivos y constituye una versión vertical de las cresterías, una especie de estela hecha de mampostería y una crestería.

Cómo llegar: Desde la ciudad de San Francisco se toma  la carretera federal 261, Hopelchén-Dzibalchén, y en el kilómetro 35 se va por una desviación a cuatro kilómetros.

 

El cuartel de Iturbide


El poblado de Iturbide fue testigo de importantes acontecimientos de la Guerra de Castas, sufriendo como ningún otro lugar los azotes de la Guerra de Castas en el siglo XIX.

En esta comunidad podemos encontrar edificios de un cuartel militar que fueron construidos en 1868 por orden del gobernador del estado de Campeche, Joaquín Baranda, con la intención de defenderse de los ataques de los rebeldes bárbaros durante la guerra civil.

Este cantón consiste es sólidos edificios de mampostería que constituyen una fortaleza. Este baluarte constituyó un sólido bastión hasta principios del siglo XX, donde soldados lograron exitosas defensivas. Y sirvió durante todos estos años para impedir la entrada de los rebeldes indígenas al interior de Campeche.




 

FIESTAS

Fiesta patronal en honor a San Antonio de Padua


La fiesta de carácter religioso en honor a San Antonio de Padua es la principal que se celebra en el municipio de Hopelchén. Durante el mes de junio se realizan diversas actividades religiosas como procesiones, misas, rosarios en donde la gran mayoría de los habitantes convergen en el recinto católico para honrar a este santo.

La devoción de los fieles aflora aun más cuando cada gremio después de su recorrido por las principales calles de Hopelchén llegan a la iglesia para ofrecer al santo patrono sus ofrendas.

Durante la fiesta otras actividades no religiosas amenizan la celebración. Se acostumbra realizar kermeses en donde se degustan platillos típicos de la región y dulces tradicionales.

A esta fiesta acuden un gran número de personas procedentes de otras comunidades del estado.

Fecha de celebración: 5 al 13 de junio

Lugar: Hopelchén

 

 

La Feria de la Miel y del Maíz


Una de las fiestas populares más concurridas en la Ciudad de los Cinco Pozos, es la Feria de la Miel y del Maíz, dos de los principales productos agrícolas de la región que han dado sustento económico a los pobladores.
Los festejos son inaugurados con el baile más popular de la región de Los Chenes: la regia vaquería. En los bajos del Palacio Municipal se admira la gracia de las muchachas y muchachos de comunidades vecinas al bailar al son de la jarana mestiza.

Los tres días siguientes que dura la fiesta se caracterizan por las asistidas corridas de toros que se llevan a cabo en el coso taurino. Exposiciones agrícolas y comerciales y por las noches, la cita es en los Bajos del Palacio Municipal donde se organizan grandes bailes populares con grupos musicales reconocidos a nivel nacional, al que acude una gran cantidad de visitantes.

Fecha de celebración: Del 30 de abril al 2 de mayo.
Lugar: Hopelchén.



Día de muertos

Las comunidades del municipio de Hopelchén aún conservan la ceremonia de Dia de Muertos o Hanal Pixán con sus elementos tradicionales.  Es posible encontrar familias enteras en donde los ritos y costumbres de antaño se siguen practicando tal y como sus antepasados se lo enseñaron. Durante los días de celebración las personas se reúnen en la casa de algún familiar y entre todos colaboran para instalar el altar con sus elementos; otros se dedican a la elaboración de los pibipollos, que es el platillo principal presentado en el altar y que es un rico guiso hecho a base de masa de maíz con col de pollo o gallina envuelto con hoja de plátano y cocinado bajo tierra. Por lo regular, los cheneros comen de este platillo por días durante el mes de noviembre acompañado de un rico chocolate de preferencia.



L
a ofrenda Cha-Achaac

Tradicionalmente es una ofrenda que se dedica al dios Chac, dios de la lluvia, la cual se ofrece por los campesinos en reconocimiento del favor de esta divinidad maya después de la cosecha lograda en sus cultivos. La comida ofrecida consta de carne asada ya se gallina o de pavo, acompañada de una bebida llamada zacab y aguamiel. Este rito puede observarse en la mayoría de las comunidades rurales del municipio de Hopelchén.

 

GASTRONOMÍA


En la gastronomía del municipio de Hopelchén se mezclan elementos mayas con españoles, a los que se aunaron en los componentes como en las formas de preparación. Entre los platillos de la región están los tamales de maíz colados rellenaos de carne de puerco o pollo, con salsa de tomate; el pibinal, que es un elote tierno cocido bajo la tierra; el pibipollo, es un tamal grande cubierto con hoja de plátano y cocido bajo tierra.

También se encuentran el guiso de puerco de monte, pavo, venado que se comen en varias formas. Lo que no puede faltar en la mayoría de los guisos es la salsa de chile habanero. Entre sus bebidas tradicionales se encuentra el chocolate, el pozol y el arroz con leche.

Parque de Hopelchén