INICIAN TRABAJOS PARA RECONOCER LOS SABERES DEL AMARRADO DE LA CASA MAYA COMO PATRIMONIO CULTURAL INMATERIAL

La Secretaría de Cultura del Estado de Campeche (SECULT) ha puesto en marcha el proceso de declaratoria de patrimonio cultural inmaterial de los “Saberes para amarrar la casa. Filosofía maya para habitar el territorio”. 

Reconocer los valores filosóficos y culturales de los pueblos mayenses como fundamento de nuestra identidad multicultural es para el Gobierno de Campeche, que encabeza Layda Sansores San Román, uno de los pilares de su política pública para el desarrollo e integración social y comunitaria en el estado. 

El proceso de la declaratoria se basa en los lineamientos nacionales e internacionales del patrimonio inmaterial, por lo que el expediente y el plan de protección de sus escenarios de aprendizaje será definido por los poseedores de estos saberes en conjunto con especialistas en el ámbito de patrimonio cultural.

En una agenda de trabajo y planeación para seguir los pasos necesarios para este procedimiento se reunieron el Secretario de Cultura del Estado (SECULT), Eutimio Sosa Espina; el arqueólogo Agustín Anaya, Subsecretario de Patrimonio Cultural; y el Dr. Aurelio Sánchez Suárez, profesor investigador, titular del Centro de Investigaciones Regionales de la Universidad Autónoma de Yucatán y Asesor general de la SECULT para temas relacionados con el Patrimonio Cultural. 

Durante la agenda de trabajo se mencionaron temas importantes sobre este saber tradicional considerado como patrimonio inmaterial en las categorías “Conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el Universo”, “Artes y oficios tradicionales”, “Prácticas sociales, rituales y actos festivos” y “Artes de la representación” en los que la lengua es el pilar del patrimonio; también representa otras categorías del patrimonio cultural como lo es la “Arquitectura Vernácula (permanente, cíclica y efímera)” y parte de los elementos que conforman el Paisaje cultural maya en los pueblos del estado de Campeche (las casas de huano, los tablados y la milpa) conformando un patrimonio biocultural inmensurable.