Plaza Principal, Campeche.


HISTORIA


El actual territorio del municipio de Campeche forma parte de la vasta región en la que se asentó y floreció la civilización maya, una de las culturas más importantes en el mundo mesoamericano.

En el siglo XVI, la historia de los pueblos  indígenas tomó un rumbo diferente ante la llegada de los conquistadores españoles, quienes al mando de Francisco de Montejo, el Mozo, fundaron en 1540 en lo que fuera Can Pech, cabecera de un cacicazgo maya, la villa de San Francisco de Campeche.

Debido a su posición privilegiada en el Golfo de México, San Francisco de Campeche fue pieza clave en la Conquista de la península de Yucatán y después como puerto habilitado por donde salían las riquezas naturales de esta provincia novohispana hacia Europa.

El progreso evidente de este lugar atrajo a los enemigos de la Corona española, principalmente piratas quienes durante los siglos XVI y XVII atacaron y asediaron  esta Villa pretendiendo apoderarse de las riquezas de estas tierras recién descubiertas. En 1559 iniciaron las incursiones piráticas a la Villa de San Francisco de Campeche y posteriormente las más devastadoras comandados por Pie de Palo, Diego El Mulato y Lorencillo.

Ante esta situación la Corona española decidió amurallar en enero de 1686 la Villa con un sistema defensivo comprendido por un polígono irregular de ocho lados, con un baluarte en cada vértice y cuatro puertas que comunicaban con el exterior. Esta construcción se vio finalizada 18 años después (1704). Posteriormente, fueron edificados a mediados del siglo XVIII los fuertes de San Miguel y San José con sus respectivas baterías.

Para entonces, se desarrolló también una arquitectura modesta pero hermosa y armónica en su conjunto. Así se erigieron edificaciones civiles y también templos religiosos como resguardo de la fe de los campechanos. La Orden Franciscana fue una de las primeras en llegar a estas tierras y posteriormente otras más quienes se ocuparon de la evangelización de los indígenas.

En 1777 la villa de San Francisco de Campeche recibe el título de Ciudad por decreto del rey Carlos III. Durante la segunda mitad del siglo XVIII, en el territorio campechano comenzaron a surgir las haciendas clásicas que posteriormente durante el Porfiriato llegarán alcanzar su mayor florecimiento al convertirse en haciendas henequeneras. Entre éstas se encontraban la hacienda Uayamón, San Miguel de Nohakal, Imí, Kalá, Dzidzilá, Yaxcabacal, Cholul, entre otras.

Hasta 1863 el antiguo Distrito de Campeche perteneció al estado de Yucatán, sin embargo diversas crisis políticas y económicas fueron las causas de su separación cuando entonces fue erigido como un nuevo estado dentro de la geografía nacional.

Todo esto hace de esta ciudad portuaria un modelo de urbanismo de estilo barroco colonial. En su centro histórico y antiguos barrios se levantan más de mil edificaciones que al paso del tiempo han sobrevivido como testimonio de diversas etapas históricas significativas de la historia de México desde el siglo XVI. El rescate de su centro histórico, del sistema fortificado y sus barrio antiguos permitieron que el 1 de diciembre de 1999, la ciudad de San Francisco de Campeche fuera declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

 

 

PATRIMONIO EDIFICADO



Arquitectura Militar


Actualmente los reductos, baluartes, baterías y demás fortificaciones forman parte de la identidad de los campechanos. Estos recintos militares proclaman un pasado de luchas y victorias pero sobre todo demuestran la gran fortaleza de los campechanos.


Baluarte de San Carlos

Este baluarte fue el primero en ser construido como parte del sistema fortificado de San Francisco de Campeche. Al igual que los otros baluartes presenta una forma pentagonal. Su entrada principal es por medio de una rampa situada del lado de la calle 8. Posee un sótano con dos habitaciones que fungían como cuartos de pólvora o como cárcel. En este recinto se puede observar un aljibe y un silo que funcionaba como purguero y en donde se castigaba a los prisioneros. En el siglo XIX alojó a tropas locales.

El nombre de este baluarte fue dado en honor al rey Carlos II.
Ubicación: sobre la calle 8, a un costado de la Cámara de Diputados en el Centro Histórico.

Horario de visita: Todos los días de 9:00 a 20:00 horas.

 

 

 

 

Baluarte de Santa Rosa

Este baluarte fue construido a finales del silgo XVIII y fue el segundo en construirse para la protección en contra de los ataques de piratas. Posee un patio interior que se encuentra rodeado por un muro y cuenta con una rampa que permite llegar a la explanada superior. La rampa, los merlones y las banquetas son de sillería; sus cuartos funcionaron como cuerpo de guardia, como almacén de pólvora y de municiones, también tiene un aljibe. A un costado de este baluarte existió la llamada Puerta de San Román que sirvió de defensa a la villa del pirata Barbillas en 1704.

Los usos dados a este recinto después de la Colonia fueron como habitación para gente de escasos recursos, bodega de piezas arqueológicas, biblioteca módulo de información turística y oficinas de Turismo Municipal. Actualmente, funciona como una pinacoteca donde se exponen obras de artistas plásticos campechanos.

Su nombre se debe a la primera santa de América: Santa Rosa de Lima.

Ubicación: Sobre circuito Baluartes a la altura de la calle 14 en el Centro Histórico.

 

 

Baluarte de San Juan

Fue construido en 1698 como sistema defensivo de apoyo a la Puerta de Tierra, al igual que todos los baluartes y puertas estaban conectados y comunicados a través del paso de ronda que circundaba la Villa de San Francisco de Campeche. Sus muros son gruesos y sus cuatro esquinas están coronadas por garitones. En el lado sur de la azotea todavía se conserva una campana original que servía para alertar a la población en caso de peligro. Tiene una rampa que permite ascender y descender a los dos niveles. Conserva pequeñas galerías de habitaciones y patio en cuyo centro se ubica un pozo. El acceso a este lugar es por la calle 18, en el dintel se puede observar la inscripción: S IVAN B. El paso de ronda lo conecta a la puerta de Tierra.

El  nombre de este baluarte se debe a la Orden Religiosa Juanina

Ubicación:
Circuito baluartes por calle 65, Centro Histórico




 

Baluarte de San Francisco

Al igual que el baluarte de San Juan, el de San Francisco custodiaba la Puerta de Tierra en su lateral izquierdo y se une a ésta a través del paso de ronda. En la parte superior de sus muros se observan troneras que sirvieron para disparar cañones en contra de los piratas. Del patio central surge una escalera con rampa para acceder a la azotea. Esta obra fue la segunda en dimensión de los ocho baluartes construidos. Actualmente, alberga en su interior un auditorio en donde se realizan diversas actividades culturales.

El nombre de este baluarte se debe al fundador de la orden de los Frailes Menores  San Francisco de Asís.

Ubicación:
Circuito Baluartes por calle 57, Centro Histórico.






B
aluarte de San Pedro

El acceso a este baluarte es través de una puerta ubicada frente al templo San Juan de Dios, ésta entrada comunica al patio o gola centrada de inicia una rampa que lleva a la parte superior. A parte de su función como defensa de la Villa, fungió como  prisión de la Santa Inquisición en los tiempos de la Colonia; a la entrada de este recinto se observa el escudo de armas del Vaticano: las llaves del cielo y la tiara papal.

Durante el siglo XIX se reactivó como defensa, pero en esta ocasión contra tropas del gobierno de Mérida. Actualmente, existe un módulo de información turística  de la Secretaría de Turismo de Gobierno del Estado.

Fue el sexto baluarte en construirse como parte del sistema defensivo contra los ataques piratas.

Ubicación: Circuito Baluartes por Avenida Gobernadores.



Baluarte de Santiago

Este baluarte fue demolido y su lugar lo ocupa una reconstrucción del mismo. Fue similar al de San Carlos. Era terraplenado. El acceso se conseguía a través de una rampa que iba paralela a la muralla. Su explanada era de hormigón.  La cara que miraba hacía el mar  tenía un parapeto, es decir, un pequeño muro completamente liso, para disparar fuego rasante.  No poseía más alojamientos que 3 bóvedas en los arcos. Una servía como almacén de balas y las otras dos para el abrigo del cuerpo de guardias. El cuartel de infantería de castilla se encontraba al frente del baluarte y sus paredes cerraban el baluarte.

Su reconstrucción data de la década de los 50 del siglo XX. Hoy día alberga en su interior  un jardín botánico llamado Xmuch-haltún dependiente de la Secretaría de Turismo del Gobierno del Estado en donde se expone la flora más representativa de Campeche.

Horario de visita: Todos los días de 9:00 a 21:00 horas.

Ubicación:
Circuito baluartes por calle 8, Centro Histórico

 

 

 

 

Baluarte de Nuestra Señora de la Soledad

Este baluarte es el mayor en dimensión que los demás. Fue construido en 1690 y estaba conectado con la Puerta de Mar y el baluarte de Santiago. Consta de dos niveles: en el primer nivel se encuentran las habitaciones que fueran ocupadas por el personal de guardia y los almacenes de pólvora y armas. En su parte superior se encuentra el terraplén  con almenas y troneras a su alrededor y en sus vértices garitones. Posee una rampa en dos planos que en el lado mayor se encuentra sostenida por 3 arcos. Esta rampa conduce a la explanada superior y se destaca que en sus caras tenía la artillería sobre un parapeto.

En el año de 1929 fue destinado al servicio de la Secretaría de Guerra, la cual lo utilizó como habitación de las familias de los oficiales y la tropa, convirtiéndose en vecindad. Actualmente alberga el museo de Arquitectura Maya.

Horario de visita: martes a domingo de 9:00 a 17:00 horas.

Ubicación: calle 8 por  calle 57, Centro Histórico.

 

 

 

Puerta de Mar

La Puerta de Mar fue la entrada y salida obligada, para aquellos que utilizaban el único medio, en ese tiempo y  con el que contaba la península de Yucatán para comunicarse con el resto del mundo: la navegación.

Se encuentra ubicada entre los baluartes de San Carlos y La Soledad, los cuales tenían la función de protegerla. La puerta original y el cuerpo de guardia  fueron demolidos en 1893.  Esta puerta no tenía ninguna custodia, ni foso, ni puente, ni rebellín, y daba paso al muelle que era corto y angosto. Era de buena capacidad, y en la parte superior se encontraba una “saratana o matacaspa”. En su parte izquierda se encontraba un reducido cuerpo de guardia con capacidad para 4 o 5 soldados.

En 1802, se reconstruyó un nuevo cuerpo de guardia que tenía 2 cuartos, uno para el comandante y el otro para la tropa. Poseía un corredor de 10m x 6m. La actual Puerta de Mar es una reproducción de la original y fue construida en 1957.

La muralla que la une con el baluarte de nuestra Señora de la Soledad, es una reconstrucción reciente, con el objetivo de habilitar el paso de ronda hasta la puerta de mar y convertir a Campeche en una ciudad-museo.

Ubicación: sobre la calle 8 por la calle 59, Centro Histórico.

 

 

 

 

 

 

 

Puerta de Tierra

Fue construida en 1732 por Don Antonio de Figueroa y Silva. Se encuentra entre el baluarte de San Francisco y San Juan. Posee una enorme bóveda con  dos habitaciones para el cuerpo de guardia y el cuarto de oficial. Sobre la bóveda se encuentra una pequeña plaza de armas con 8 cañoneras. En la parte superior de la puerta podemos apreciar una matacaspa o saratana. Para la defensa de la puerta con granadas y fuego de artillería, tiene un espacio para el descenso y ascenso del rastrillo.

La puerta es de madera de jabín, con fajas de hierro. En la parte frontal se encuentra un revellín de mampostería que está protegido por un foso reducido de 3 m de profundidad.   Originalmente poseía un puente levadizo con su rastrillo.

Actualmente se encuentra bajo custodia de la Secretaría de Turismo del Gobierno del Estado. Existe una pequeña sala de exhibición donde podemos observar replicas de armas españolas, así como un gran cañón de bronce de origen francés encontrado en la costa del poblado de Lerma. Toda el área de la puerta de tierra y los lienzos de muralla que la unen con el baluarte de San Francisco y de San Juan, es aprovechada para realizar un espectáculo de luz y sonido denominado “El Lugar del Sol”.

Se realiza el espectáculo de luz y sonido El lugar del sol los días jueves, viernes, sábado y domingo con horario de 20:00 horas.

Ubicación: por Circuito Baluartes o calle 18 por la calle 59, Centro Histórico.

 

 

 

Reducto de San Miguel

Tanto el reducto de San Miguel como el San José El Alto convirtieron el sistema defensivo fortificado de Campeche en una de las mejores defensas de América Latina en el tiempo de la Colonia. Los primeros informes de su construcción datan de 1776.

En este reducto se pueden apreciar dos puentes: el durmiente, construido de mampostería y el levadizo edificado con madera; otros de sus elementos son  el cuerpo de guardia y de oficiales, habitaciones, almacén, cocina, el polvorín y aljibe, baños con cañerías que desaguaban al foso “comunes”, parapetos, explanadas y garitas. Presenta dos rampas que permiten llegar a la explanada superior en la que se puede disfrutar de una excelente vista hacia el mar y que nos permite recordar cuando entonces funcionaba como una verdadera defensa contra los piratas.

Hoy en día, este reducto alberga uno de los museos más importantes denominado Museo de Arqueología Maya en donde se aprecian piezas y objetos de la riqueza maya rescatada en los diferentes sitios arqueológicos del estado.

Horario de visita: 9:00 a 17:00 horas de martes a domingo.
Ubicación: Avenida Escénica.

 

 

 

 

Reducto San José El Alto

Este recinto defensivo fue construido por el Teniente de rey José Sabido de Vargas en 1792. Es de menor tamaño que San Miguel; no tiene baluartes; posee un foso y un patio central con su aljibe y  crujías alrededor; una entrada en forma de culebrina. Un puente durmiente y uno levadizo. Se observa, también, el zaguán con su cuerpo de guardia y el cuarto del comandante; puerta de jabín con refuerzos metálicos; posee un polvorín, almacén, cocina y cuartos para la tropa. Su ubicación fue estratégica, ya que desde lo más alto se podía observar la llegada de las naves enemigas y así atacarlas para no permitir su ingreso a la villa de Campeche.

Las salas de este reducto, actualmente, son empleadas como Museo de Armas y se exhiben precisamente piezas de artillería y barcos a escala que fueron empleados durante la época Colonial.

Ubicación: Avenida Morazán, Col. Bellavista.

Horario de visita: 9:00 a 17:00 horas de martes a domingo.

 

 

 

 

Batería de San Luis

Su historia va ligada al reducto de San Miguel. La función de esta batería fue la de tener un conjunto de cañones protegidos que al disparar lo hicieran con fuego rasante, de modo que evitasen la aproximación de embarcaciones a la costa.

La obra fue concluida en 1791; posee pequeños baluartes a los extremos de la puerta; Un foso de poca profundidad. Un zaguán en la puerta principal, habitaciones, cocina garitas hacía el mar y poseía un aljibe.

Actualmente se encuentra bajo el resguardo de la Secretaría de la Marina.

Ubicación: sobre la Avenida Resurgimiento

 

 

 

Batería de San Lucas

Su función era de apoyo al reducto de San José. Fue construida por Agustín Crame. Es de forma semicircular e irregular; posee un explanada con capacidad para 8 cañones, tenía una rampa adosada al centro y  dos cuartos. Su construcción duró 6 meses y se concluyó en 1792. Fue restaurada en los años 70’s.

Ubicación: frente el estadio de béisbol Nelson Barrera Romellón.

 

El Polvorín

El Polvorín es uno de los inmuebles militares que fue construido en las afueras de la villa de Campeche durante el siglo XVIII. Fue levantado en lo alto de una pequeña loma denominada El limonar, ubicada a poco más de cuatro kilómetros del centro de la villa en dirección sureste. Este edificio fue destinado para almacenar pólvora, y a 160 metros de éste, otro para alojamiento del oficial y tropa que lo custodiaba.

El primer edificio destinado al almacén de pólvora se compone de un galerón techado con bóveda de cañón, rodeado y protegido por un espacio abierto a manera de atrio, limitado por una barda de mampostería, que en su esquina noroeste contiene un garitón con sus correspondientes aspilleras.

El segundo edificio destinado para el alojamiento del oficial y la tropa, se compone de una terraza o patio con pretil de mampostería rodeando por tres de sus lados a las habitaciones, compuestas a su vez de un portal con arcos de medio punto y dos piezas más. Toda destechada y con sus muros de mampostería. Cerca de esta construcción se encuentra otra de menores dimensione.

Actualmente, este edificio se encuentra totalmente rescatado y habilitado como Centro Cultural.

Ubicación: calle Niño Artillero por Casamata, Colonia Polvorín.






Arquitectura Religiosa


La arquitectura religiosa en Campeche se manifiesta principalmente en templos y conventos de la época virreinal. Las iglesias presentan una arquitectura sobria y modesta debido a que durante el tiempo en que fueron construidas el recurso económico  fue empleado para el fortalecimiento militar de la villa. La orden franciscana dejó plasmado en lo material su humildad.

Los templos  de la ciudad de San Francisco de Campeche suelen identificarse por poseer una fachada lisa, rematada por una espadaña; sus puertas de acceso son simples y ventana del coro de tipo balcón, las naves de los templos son soportadas en contrafuertes y rematada por merlones que le dan un aspecto de fortaleza.



C
atedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de María

La construcción más antigua de la ciudad es la Catedral de Nuestras Señora de la Inmaculada Concepción de María, sus orígenes se remontan al siglo XVI. Al noreste de la plaza principal se levantó un sencillo templo, más tarde sustituido por otro de cal y canto, pero al iniciar la segunda mitad del siglo XVII los trabajos de construcción se interrumpieron por los ataques piratas. No es hasta el año de 1705, que el nuevo templo quedó concluido. La parroquia se amplió en 1758, quedando con una extensión de 204 pies de largo por 41 de ancho y se concluyó en 1760. En la  torre norte, denominada la Española, fueron colocados las campanas y el primer reloj público de la ciudad. En 1850, se construyó la torre conocida como la Campechana, para diferenciarla así de la otra torre.

El papa León XIII, el 24 de marzo de 1895, mediante bula, erigía el obispado de Campeche y la parroquia fue elevada a Catedral. Su planta es de crus latina y la nace está divida en seis tramos separadas por sendas pilastras de capitel toscano que sostiene, a su vez, los arcos torales de la bóveda de cañón corrido. La portada es de lo más sobresaliente de la arquitectura religiosa de la ciudad y se compone de elementos tardíos renacentistas.

Ubicación: frente a la plaza principal de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

Templo de San Francisco

Este es el monumento más antiguo de la ciudad de San Francisco de Campeche, fundado en 1546. En este recinto, en la parte que ahora corresponde al atrio, el fraile Alonso González ofició, el 22 de marzo de 1517, la primera misa en tierra firme en América. Asimismo nació en el convento de esta iglesia Jerónimo Cortés, nieto del conquistador Hernán Cortés e hijo del segundo Marqués del Valle de Oaxaca, Martín Cortés. Asimismo, el templo y convento de San Francisco ha jugado un papel trascendental en la vida histórica de Campeche. En sus inicios fue un asiento principal franciscano, punto de partida de las primeras misiones evangelizadoras del siglo XVI en la península.

El convento, aparte de ser fortaleza espiritual de la iglesia militante, también fue fortaleza defensiva contra los ataques piratas. La fachada principal consta de una puerta de arco de medio punto y portón terrado; cuenta con una ventana coral con barandal de madera y una espadaña de dos cuerpos conopiales. Su interior es de una sola nave techada con bóveda  de cañón corrido con rollizos y soportada por cuatro arcos. El altar mayor fue construido en los años 40 del siglo pasado.

Ubicación:sobre la esquina formada por la avenida Miguel Alemán con la calle Mariano Escobedo, en el barrio de San Francisco.

 

Templo de San Román

La fundación del barrio de San Román se remonta a los primeros años de ser fundada la villa de Campeche; los vecinos de la villa acordaron levantar un santuario a extramuros de la villa En 1565, al tiempo que se terminaba la ermita, se colocó en su interior un Cristo, traído de Veracruz por el comerciante Juan Cano de Coca Gaytán, y su culto se vio arraigado entre los habitantes de la villa por su portentosa llegada atribuida a poderes divinos. Su planta es cuadrangular y el techo es de rollizos, se compone de coro, nave y presbiterio.

El retablo principal es de un solo cuerpo, el nicho central está flanqueado por columnas estriadas con capitel dórico y alberga la imagen del Cristo Negro. El nicho es compartido con la escultura de San Román Mártir, santo titular del templo.

El frontispicio así como todo el edificio es extremadamente austero. Una esbelta torre de dos cuerpos apunta hacia el cielo, sus vanos son graciosos arcos conopiales; en el segundo cuerpo se aprecia un reloj público. La torre es rematada por una pequeña cúpula.

Ubicación: sobre el espacio formado por la Calle Bravo por 10-B y 12, frente al parque Vicente Guerrero del barrio de San Román.

 

 

 

 

Templo de El Dulce Nombre de Jesús

Debido al incremento de la población y para satisfacer las necesidades religiosas de los habitantes de la villa de Campeche, se inició en 1560, la construcción del templo de El Dulce Nombre de Jesús, situado a unos cien metros de la parroquia de la Purísima Concepción. El templo es de planta cuadrangular, divido en cinco tramos y la nave es soportada por cuatro arcos torales; el presbiterio es más pequeño que el resto del templo y tiene nave de cañón corrido, esto se debe a que fue lo primero que se concluyó.

Lo más sobresaliente son sus retablos barrocos y neoclásicos, El templo está rodeado de rejas. Su exterior es de medianas dimensiones, siendo sus muros de mampostería, soportado por grandes contrafuertes rematados por merlones.

El acceso al templo es través de un arco de medio punto y sobre éste la ventana coral tipo balcón. Es junto con el templo de San Francisquito, los que conservan sus retablos originales correspondientes a diversas etapas y estilos artísticos.

Ubicación: calle 12 con calle 55, Centro Histórico

 

 

 


T
emplo de Guadalupe

Alrededor de 1575 se inició la construcción del templo por un rico y piadoso vecino de la villa llamado Pedro de Bonilla. El templo se concluyó  y consagró en 1660, de acuerdo a una inscripción en uno de sus costados. De construcción sencilla, tiene una torre campanario de dos cuerpos que se alza al lado izquierdo. Su planta es de cruz latina y el techo es de rollizos. En el ábside del templo aloja una hornacina con la imagen de la virgen de Guadalupe y alrededor de ella las pinturas historiadas, que representan sus apariciones ante Juan Diego y el arzobispo fray Juan de Zumárraga; las pinturas se deben al pincel de Luis de Toral González.

Ubicación: sobre la calle cuarenta y siete, entre 10 B y Avenida Miguel Alemán, en el Barrio de Guadalupe.

 


T
emplo de San Juan de Dios

En el año de 1626 los habitantes de la villa de Campeche solicitaron al gobernador la presencia de frailes de la orden de San Juan de Dios para fundar un hospital en el puerto, para atender54 a los enfermos de la villa y a los marinos que anclaban sus barcos frente a sus costas. La construcción del templo y hospital se debió a los numerosos donativos de los residentes y visitantes de la villa de san Francisco. Ser concluyó en 1685 gracias al cuantioso donativo de la reina Mariana de Austria. En 1685 el templo y hospital sirvieron de resguardo a los habitantes de la villa cuando el feroz ataque de Laurent Graff mejor conocido como Lorencillo. Hoy solo existe el templo. Templo sencillo y original, es de una sola nave, con bóveda de cañón corrido y está divida en coro, nave y presbiterio. Su fachada se compone de dos cuerpos.

En el segundo cuerpo sobresale un par de ventanas tipo balcón, rematadas por un frontón triangular, que ilumina el interior del coro. Al centro se encuentra la fecha de 1675, año de conclusión de la obra.

Ubicación: calle 16 entre 53 y Circuito Baluartes, Centro Histórico.

 

 

 

 

 

 

 


T
emplo de San Francisquito

Fue construida a mediados del siglo XVII, por petición expresa de los vecinos de la villa ya que el convento de San Francisco se encontraba en ruinas. Fue hecha a base de piedra de cantera y sahcab. La portada es de espadaña de dos cuerpos y tres vanos. La planta es rectangular y tiene una nave rasa compuesta de rollizos. La sobriedad del exterior, con sus sólidos muros reforzados con contrafuertes y rematados con merlones, contrasta con su interior, ya que cuenta con cinco retablos barrocos de gran valor artístico. Del lado derecho del templo se encuentran dos retablos, el primero de ellos alberga un nicho central que resguarda la imagen de la Purísima Concepción de María. El segundo está dedicado al Calvario. En el muro izquierdo se encuentran dos retablos, con las mismas características de los anteriores, compuesto de un solo cuerpo con su respectivo remate. Los cuatro retablos son de estilo salomónico.

Ubicación: Calle 12 esquina con 59, Centro Histórico.

 


E
x templo de San José

El lugar era ocupado antes de 1716 por una ermita dedicada al mismo santo, y custodiada por el gremio de calafates y carpinteros de la villa. Hacia el año de 1716 se estableció el colegio jesuita en Campeche. Los jesuitas hicieron de la ermita de calafates y carpinteros de San José, un templo único dentro el perfil colonial de Campeche, propio de la arquitectura jesuita, con características constructivas diferentes a los demás templos existentes en la villa. Sin embargo, su obra quedó inconclusa por la expulsión de su orden de territorios coloniales hacia 1767, no es sino a principios del siglo XIX que este templo de San José quedó concluido.

Es de una sola nave con forma de cruz latina. La portada se divide en 3 cuerpos. La bóveda es de aristas y descansa sobre un entablamento decorados con azulejos blancos y azules, al cual a su vez descansa sobre esbeltas pilastras. Posee vidrio talabaresco. Su cúpula es de media naranja coronada con una linternilla. La planta de la torre orientes es cuadrangular y en ella descansa  el cuerpo del campanario que es de planta octagonal. La torre poniente es mucho más pequeña y alberga el faro que fue instalado en 1865. Fue utilizado para el culto religioso hasta 1914, después como bodega del Banco Rural y posteriormente se entregó al Instituto Campechano.

Ubicación:
calle 63 entre 10 y 12, Centro Histórico.

 

 

 

 

Iglesia de Santa Ana

Construida en 1735 a base de piedra cantera y sahcab. La portada está compuesta por un arco principal de medio punto, con portón ferrado y pilastras estriadas a sus costados, ventana coral con barandal, espadaña de dos cuerpos y almenas en los muros. El techo es abovedado de una sola nave con cúpula de media naranja; cuenta con capillas laterales: la planta de la iglesia tiene forma de cruz latina.

Ubicación: Frente al parque Niños Héroes entre las calles República y  Coahuila en el barrio de Santa Anna.

 

Convento de San Roque

El Convento data del siglo XVIII (1724),  y fue construido a base de piedra cantera y mampostería. Se construyó como anexo de la Iglesia de San Francisquito y funcionó como convento y posteriormente como hospicio. Cuenta con un claustro flanqueado por arcos de medio punto, el cual tiene un aljibe al centro. El edificio esta techado con rollizo. El día de hoy alberga las oficinas de la Secretaría de Cultura y en sus corredores se realizan exposiciones de diversos creadores, así como también en su patio central se realizan diversas actividades culturales.

Ubicación: calle 12 entre 59 y 61, Centro Histórico.

 


Arquitectura Civil



Palacio Municipal

Este edificio fue construido en 1846 con el fin de albergar en él la Casa de Beneficencia Pública que fue inaugurada el 1° de agosto del mismo año. Dicha institución dejó de funcionar el 14 de abril de 1874, quedando abandonado hasta 1892 cuando fue ocupado como Cuartel Militar, función para la cual se realizaron diversas modificaciones estructurales. A principios de los años 60’s el cuartel fue trasladado a otro sitio y éste fue ocupado por la tienda de la Secretaría de la Defensa Nacional, que siguió con la custodia del inmueble hasta 1987.  El 4 de octubre de 1989 se inauguró en este edificio el nuevo Palacio Municipal.

La fachada principal presenta una portada cuyo acceso consiste en un arco de medio punto  flanqueadas por dos vigías.  A lo largo de la fachada se aprecian  grandes ventanales con balcones en su segunda planta.  En la parte superior se observan figuras de fusiles cruzados a través de un clarín, simbolizando a la milicia mexicana. Como remate de la fachada, al centro, se nota el escudo de Campeche labrado en piedra.  Coronando este relieve hay una escultura representando el símbolo nacional: un águila con las alas extendidas, posada sobre una serpiente.  El interior del inmueble consiste en un patio central delimitado sólo en su parte frontal por dos plantas con arcos de medio punto; sus pasillos conservan sus techos de viguería de madera.

Ubicación: sobre la calle 8 por 63, frente al Palacio de Gobierno, Centro Histórico.

 

Casa del Teniente del Rey

Fue construida a fines del siglo XVIII, de cal y canto. Presenta una arquitectura característica del período Colonial: es un edificio de dos plantas con techo con rollizos; columnas dóricas con capital. En el primer nivel hay 11 habitaciones, un baño y cocina tipo colonial. En la planta alta se encuentra tres salas, además posee un claustro rodeado por arcos de medio punto; la fachada principal está decorada por dos columnas toscanas y con balcones salientes.

Fue construida como casa-habitación para el Teniente del rey, posteriormente tuvo otras funciones como  Museo Regional del estado de Campeche y actualmente es ocupado por las oficinas del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Temporalmente se realizan exposiciones con temáticas diversas.

Ubicación: calle 59 entre 14 y 16, Centro Histórico.

 

 

 

 

Mansión Carvajal

Este inmueble fue construido en el siglo XVIII sirviendo como residencia  del bien ponderado Fernando Carvajal, quien fuera dueño de una de las haciendas más extensas de la península de Yucatán: Uayamón. En la herrería de las ventanas y puertas posee las iniciales del señor Fernando Carvajal Iturralde, padre del constructor de esta mansión. Posteriormente, la casa cumplió funciones comerciales, salones de baile, oficinas  de gobierno y  en la actualidad aloja las oficinas del DIF Estatal.

El edificio está comprendido por dos niveles;  el primero presenta en su fachada grandes ventanas rematadas por frontones rectos y pilastras estriadas.  En el segundo nivel hay ventanas similares, pero con balcón y dentículos.  En el interior se encuentra un patio central delimitado por arquería, siendo ésta una de las pocas muestras arquitectónicas en Campeche con arcos polilobulados de influencia árabe, sostenidos por columnas del orden toscano.

El patio trasero presenta arcadas del mismo tipo de un solo lado, frente a este se encuentra como fondo una simple barda. Existe un tercer patio en el ala derecha del edificio con las mismas característica. Otro elemento único de este inmueble es la escalera elíptica hecha en una sola pieza de mármol de Carrara.

Ubicación: calle 10, entre 51 y 53, Centro Histórico.

 

 

 

 

 

 

 

Biblioteca Campeche

El edificio que ocupa la Biblioteca Campeche es una réplica de lo que antes fuera el Palacio Municipal. El antiguo inmueble se edificó a principios del siglo XVIII para albergar las autoridades municipales de Campeche; a través del tiempo sufrió diversas modificaciones hasta ser demolido completamente en 1963, debido a un proyecto de modernización de la ciudad de Campeche. Durante más de 30 años este espacio fue sede de otras mejoras para el embellecimiento de la ciudad, sin embargo para el año 2000 se inicia la reconstrucción del edificio tal y como funcionó como Palacio Municipal para ser sede de la Biblioteca Campeche. La intención  era la recuperación del contexto original de la Plaza como eje rector, pero también crear un espacio didáctico y de información a la comunidad campechana.

Ubicación: calle 8 frente al Parque Principal, Centro Histórico

 

Instituto Campechano

Es un recinto que desde su fundación en 1756 tuvo como propósito brindar educación a la sociedad campechana. Durante sus primeros años estuvo a cargo de la Orden Religiosa de los Jesuitas, sin embargo tras la expulsión de esta Orden quedó en manos de los franciscanos. Para 1823, doña Josefa de la Fuente, benefactora del colegio, propuso el cambió de nombre al de Colegio Clerical de San Miguel de Estrada. Sin embargo, durante el gobierno de Pablo García el antiguo colegio se convirtió en una institución educativa de segunda y alta enseñanza, bajo el nombre de Instituto Campechano.

La modernidad del siglo XX influyó en el Estado que, en su afán de elevar el nivel educativo, creó en 1958 la Universidad de Campeche, que ocupó el edificio del Instituto hasta los 60 del siglo XX, por lo que su construcción fue aumentada hasta lograr abarcar una manzana completa.

El elemento principal de su construcción interior lo constituye el amplio patio rodeado de corredores en las dos plantas y, como complemento natural de esta distribución, crujías paralelas a dichos corredores conteniendo la escalera, salas, refrectorio, biblioteca, aulas, dormitorio y servicios generales. 

En los corredores o claustro bajo hay columnas de cantería alineadas, sosteniendo arcos de medio punto, y en las galerías altas se abren pequeños balcones con los típicos copetes por el exterior.  La parte del edificio que fue construida con el fin de establecer en él la Universidad, presenta características arquitectónicas propias de las construcciones de los años 50’s.

Ubicación: por las calles 10 y 12 entre 63 y 65, Centro Histórico.

 

 

 

Archivo Municipal

A principios del siglo XIX este edificio fue conocido como "El Hospicio", debido a que esa fue justamente su función original; posteriormente sirvió para las instalaciones de la escuela de la Misericordia y más adelante para otra escuela, la Lancasteriana de Campeche, que impartía instrucción inferior y preliminar para poder ingresar al seminario de San Miguel de Estrada.  El 27 de junio de 1845 fue inaugurada en este inmueble la cárcel de Campeche, función para la cual se llevaron a cabo algunas remodelaciones.  A partir de su restauración llevada a cabo en 1994, quedó establecido el Archivo Municipal, aunque actualmente es también ocupada por otras oficinas de gobierno. Este recinto ha sido sede de diversos eventos culturales como conciertos de jazz, festivales, actividades literarias y otras.

Este inmueble es de un sólo nivel con una fachada sencilla.  Del lado izquierdo del acceso cuenta con tres ventanas y un garitón que fue construido en el año 1860, cuando el inmueble fue utilizado como prisión.  El portón central está formado por un arco delimitado por pilastras con capitel.  A partir de esa cornisa continúan las dos pilastras y capiteles simulados que rematan en la cornisa superior, que corre a todo lo largo del muro de la permanente de cañones de la ciudad. 

Ubicación: calle 63, entre la 16 y la 18, Centro Histórico.

 

 

Alameda de Paula Toro

La Alameda fue construida durante el siglo XIX, en 1830, por orden del coronel Francisco de Paula Toro. Fue hecha a base de piedra y sahcab, rodeada por un muro bajo de arcos invertidos y piramidales, rematando con almenas, andadores interiores empedrados, jardines con vegetación natural en la que destaca el árbol de flamboyán. El 21 de marzo de 1906, en que se conmemoró el centenario del natalicio de Benito Juárez, se llevó a cabo la instalación de su monumento. La Alameda consta de dos cuadras divididas en tres calles de regular anchura. Consiste en una plaza empedrada rodeada por bardas de arcos invertidos y remates piramidales, que en su interior forman asientos. Sus accesos están flanqueados por enormes jarrones de piedras esculpidos con conchas; al centro se levanta una estatua de Benito Juárez. Cuenta con arriates en donde están plantados árboles de flamboyán. El Puente de las Mercedes o de los Perros  se extiende por encima del canal de desagüe del barrio de Santa Ana. Así como en su pasado, la Alameda es un punto de reunión y esparcimiento de los habitantes de la ciudad y para los visitantes.

Ubicación: sobre Circuito Baluartes, frente a la Puerta de Tierra, entre la calle 55 y Avenida República.

 

Parque Principal o Plaza de la Independencia

Su ubicación en la plaza central de la ciudad de San Francisco de Campeche le permite ser uno de los lugares más concurridos y visitados tanto por los habitantes de la Ciudad como por los turistas nacionales y extranjeros. Su construcción fue realizada a fines de 1540 y ha pasado por varias remodelaciones más.

Ahora es una plaza limitada con una verja de herrería con 6 puertas de acceso del mismo material.

En medio se encuentra un kiosco, coronado por una pequeña cúpula y está ricamente ornamentada con vegetación natural que evoca el ambiente bucólico tropical.

Ubicación: frente a la Catedral de Campeche, Centro Histórico.

 

 

 

Plazuela de San Francisco

La Plazuela de San Francisco es un espacio colonial se remonta al siglo XVIII cuando fue construida. Consiste en un conjunto arquitectónico conocido popularmente como Los portales de San Francisco, que se dispone en torno a una pequeña plaza empedrada en cuyo centro hay una fuente.  El edificio de los portales consta de dos corredores  que se cruzan perpendicularmente en su esquina Noreste.  El corredor del lado Este está formado por siete arcos de medio punto sostenidos por columnas con pilastras y capiteles simulados.

Sobre el corredor del lado Oeste, se desplanta la Torre del Reloj, que es el elemento más sobresaliente del conjunto.  En uno de los arcos inferiores de la torre se aloja una placa conmemorativa de la colocación del reloj, que indica el año 1930. A la derecha de uno de los corredores se observa un escudo franciscano labrado en piedra cantera y empotrado a la pared. 

Ubicación: por las calles 10 y 12 con Gómez Farías, en el barrio de San Francisco.

 

 

 

Teatro Francisco de Paula Toro

Edificación que data del siglo XIX (1833), restaurada y modificada en 1914, actualmente es el teatro de la ciudad, su exterior consta de pórtico con cuatro altas columnas dóricas y esta techada con casetones, sus interiores están ornamentados con balcones y columnas de madera, cúpula de platillo y plafón de madera, su foro cuenta con arco decorado sostenido por columnas de paredes estriadas con capital dórico de madera.

Ubicación: Calle 12 número 137, Centro Histórico

 

 

 

 

Circo Teatro Renacimiento

Fue inaugurado el 23 de junio de 1912 por cuenta del empresario y político Salvador Dondé y de Rafael de Alcalá. Durante su trayectoria ha tenido diversos usos culturales y sociales. Con el tiempo fue sufriendo algunas transformaciones hasta que en 2007 fue restaurado devolviéndole su antiguo esplendor en el aspecto arquitectónico. En la actualidad es uno de los recintos más importantes en donde se siguen realizando diversos eventos importantes de la sociedad campechana.

Ubicación: frente a la plazuela de San Francisco del barrio del mismo nombre.

 

Hacienda de Uayamón

Fue una de las haciendas más importantes de la península de Yucatán, era propiedad de Fernando Carvajal y se dedicaba al cultivo del maíz, caña dulce, a la ganadería, a la apicultura, a la explotación del palo de tinte y posteriormente al henequén. 

Cuenta con la casa grande, capilla, hospital, casa de oficios, plazuela y arriates, así como de una estación de la empresa ferrocarril campechano.

Destaca en su arquitectura por su estilo neoclásico en cada una de sus edificaciones. Actualmente se encuentra restaurada y habilitada como un hotel de gran turismo perteneciente a la cadena Luxury Collection.

Ubicación: Km 20 Carretera Campeche-Tixmucuy.

 

 

 

 

 

Centro Cultural Casa No. 6.

Este interesante recinto se remonta al siglo XVIII, cuando fue construida. Originalmente abarcaba hasta la esquina de la calle Hidalgo con la calle del Comercio, y continuaba por la del Comercio (hoy calle 57 X 10); hasta que en este siglo la propiedad fue fraccionada, siendo construidas las casas que hoy vemos en esta esquina. El inmueble fue restaurado en 1998 por el gobierno del Estado haciéndolo funcionar como Centro Cultural mejor conocido como Casa 6.

La ambientación tiene como temática los usos y costumbres del siglo XIX. La mayoría de los muebles y accesorios son réplicas. Sin embargo, hay  accesorios que son originales, como por ejemplo, los jarrones grandes de porcelana que se encuentran sobre los esquineros que son del estilo del París Antiguo, figuras de porcelana blanca que representan las cuatro estaciones del año, y otros muebles.

En este Centro Cultural se realizan actividades culturales y artísticas, además cuenta con la librería Román Piñan Chan y tienda de souvernirs.

Ubicación: Calle 57 entre 8 y 10, Centro Histórico.
Horario: lunes a viernes de 9:00 a 21:00 horas.

 

 

Museo de Arqueología Maya

El baluarte de San Miguel es el repositorio de la riqueza prehispánica que a través de varios años de investigación han logrado rescatar los especialistas. Este museo cuenta con 10 salas que se componen de dos colecciones únicas en su género en toda el área maya: una consiste en las máscaras funerarias de jadeíta procedentes de las tumbas de los Divinos Señores de Calakmul y la colección de figurillas funerarias de la isla de Jaina.

Igualmente se puede apreciar la estela procedente de Calakmul, con registros epigráficos de fechas, nombres e imágenes de uno de sus gobernantes y esposas. Otras piezas significativas son el platón con tapa de iguana con un gran contenido de ideas religiosas expresadas de manera iconográfica y el cajete con tapa en forma de cabeza de Jaguar Negro o Sol Nocturno, ambas excavadas en la zona arqueológica de Becán. De la Casa de los Itzáes o Edzná, se rescató  la escultura pétrea en forma de tambor en la que aparece la imagen de una reina, la cual puede ser apreciada de igual manera.

A través de sus diez salas, este museo nos da una visión amplia del arte desarrollado por esta civilización en el ámbito de la religión,  la astronomía, la alfarería, la gastronomía, la escultura y las costumbres funerarias.

Ubicación: se encuentra dentro del Fuerte San Miguel en la Avenida Escénica s/n.
Horario: martes a domingo de 8:00 a 17:00 horas

 

Museo de la Ciudad

Como Museo de la Ciudad alberga un acervo interesante de piezas de la historia de Campeche, entre las que podemos mencionar: el Título de Ciudad que se le concedió a Campeche en 1777 por el rey Carlos III de España, las llaves de la ciudad, las masas reales que se llevaban al frente de los regidores antes de la Independencia y otros objetos valiosos que muestran la evolución de la ciudad a través de los tiempos.

Ubicación: calle 8 por 63, en el baluarte de San Carlos, Centro Histórico.
Horario: martes a domingo de 8:00 a 17:00 horas

 

Museo de Arquitectura Maya

El Museo de Arquitectura Maya se ubica dentro del baluarte de La Soledad, el más extenso de los siete baluartes existentes. Los estilos arquitectónicos Río Bec, Chenes, Puuc y norte del Petén son representados en distintas salas del Museo con estelas, esculturas y otras piezas extraídas de diversos sitios arqueológicos del estado. El lugar también cuenta con una sala dedicada a la iconografía maya.

Como parte de la colección destacan algunas piezas como la escultura en piedra del Señor Pájaro Principal, el mascarón del dios K’wiil, así como también se puede apreciar las columnas, jambas, dinteles, estelas, paneles y figuras antropormorfas provenientes de diferentes sitios arqueológicos del estadod e Campeche.

Cada pieza del Museo está acompañada de una interesante descripción, mapas e imágenes que enriquecen la experiencia del visitante con un lenguaje claro y accesible, ameno e interactivo que da como resultado un significativo acercamiento a esta asombrosa cultura milenaria.

Ubicación: calle 8 entre 55 y 57 en el baluarte de La Soledad.
Horario: martes a domingo: 8:00 a 17:00 horas

 

Museo de Barcos y Armas

El reducto de San José el Alto que fuera una de las principales fortificaciones de la villa de Campeche alberga el Museo de Barcos y Armas en el que hay una interesante muestra histórica del estado. Las antiguas 7 habitaciones ocupadas por soldados y vigías se han convertido  en salas de operación en donde se exhiben barcos y armas de los siglos XVI al XIX.

La colección que posee incluye sables y espadas que pertenecieron a personajes de la historia local y nacional; otras piezas interesantes que se pueden observar en el museo son: el cañón denominado media culebrina, arma cilíndrica de bronce del siglo XVI (1552), la Caña de Timón, que es una talla en madera de ébano con la figura de un perro galgo. Entre las reproducciones a escala de barcos destacan el galeón que nos muestra las características de los barcos mercantes que sorteaban el trayecto atlántico entre España y América, y otras más que muestran la estructura típica de las naves preparadas para la piratería.

Destacan las obras de caballete o pinturas al óleo de San Ignacio de Loyola pintado por Cristóbal de Villalpando en el siglo XVIII. También se pueden apreciar una diversidad de piezas relacionadas con el comercio, la milicia y la religión durante el periodo Virreinal en Campeche, así como una colección de barcos utilizados por la Armada de México a mediados del siglo XX.

Ubicación: Av. Francisco Morazán s/n, colonia Bellavista, en el fuerte de San José el Alto.
Horario: martes a domingo de 8:00 a 17:00 horas.

 


Arquitectura prehispánica



E
dzná

Es una de las zonas más hermosas e imponentes de Campeche. En 1927 fue descubierta por el arqueólogo Nazario Quintana Bello. Se considera que la ciudad llegó a ocupar una extensión aproximada de 25 km2  y hasta la fecha cuenta con un poco más de 200 estructuras, entre basamentos, plataformas, edificios y conjuntos habitacionales, de los cuales se han explorado las construcciones que están alrededor de la Gran Plaza, como la Gran Acrópolis, la Plataforma de los Cuchillos, la Casa Grande o Nohochná, un sacbé o camino blanco, un Juego de Pelota, un conjunto de templos al Sur de la Gran Plaza y la Pequeña Acrópolis entre otros. Algunos de estos edificios muestran rasgos arquitectónicos de los estilos puuc y chenes.

La Gran Acrópolis es tal vez el conjunto más representativo del sitio; se trata de una gran plataforma elevada de planta cuadrangular, sobre la que se erigieron unas once o doce estructuras entre la que resalta el edificio de los Cinco Pisos.

Edzná significa la Casa de los Itzáes o Casa de los gestos.
Ubicación: a 61 km. al sureste de la ciudad de San Francisco de Campeche, por la carretera federal 180; en el km. 45 se toma una desviación hacia la carretera 261 que conduce a la zona arqueológica.






A
canmul

A 27 kilómetros de la ciudad de San Francisco de Campeche se encuentra esta zona arqueológica del clásico tardío maya (600 al 900 d.C.), actualmente pertenece a los ejidos de Bethania y Chemblás. El camino de acceso es de terracería, contando con un atajo que es ideal para una caminata, un paseo en bicicleta o a caballo; cuenta con dos grupos principales entre los que destacan una gran acrópolis, situada sobre una plataforma, en la que se encuentran los edificios principales y la pequeña acrópolis; en este lugar se combina la arquitectura maya con la naturaleza exuberante de la selva baja campechana, con especies predominantes como huano, chacáh, guarumbo, ramón, ceiba, cedro y pich.

Ubicación: por la carretera Campeche-Mérida se entra a la comunidad de Hampolol y a 500 metros se encuentra este sitio.










 


FIESTAS Y TRADICIONES


La Feria del Cristo Negro de San Román

Es una manifestación clara y auténtica de la fe y la alegría de los campechanos. Esta feria tiene su origen en la veneración del Cristo Negro que reposa en la capilla de uno de los barrios más antiguos, tradicionales y populosos de la ciudad de Campeche, el barrio de San Román, un lugar tranquilo en las orillas del mar.

La historia refiere que la imagen llegó a la entonces villa de Campeche, procedente de Italia, el 14 de septiembre de 1565. El último tramo de su traslado marítimo (desde Veracruz) está enmarcado por un hecho considerado el primer milagro que obró este santo en favor de los campechanos: la barcaza que transportaba la imagen pudo sortear una aterradora tormenta que hizo naufragar navíos aún más grandes y mejor construidos.

Para celebrar el arribo de la imagen a las playas sanromaneras, cada año se organiza la llamada Feria del Cristo Negro de San Román una fiesta que es una mezcla de eventos religiosos, culturales, deportivos, artísticos y sociales que se une a celebrar las tradiciones campechanas y amalgamarlas con los festejos con motivo de la independencia de México.

Entre los eventos religiosos de Campeche se encuentra la feria del Barrio de San Román, el cual tiene su origen a la llegada del Cristo Negro en el año de 1565. Se celebra del 13 al 29 de septiembre con eventos culturales y deportivos; serenatas; concursos de juegos florales; exposición agrícola, ganadera, artesanal e industrial; juegos mecánicos y pirotécnicos; bailes populares y procesiones.

Los  campechanos, organizados en gremios, candelarizan sus ofrendas de tal manera que cada uno tiene un día y hora asignado para realizar su procesión con velas, cohetes, música y estrellas, para hacerle un rosario al santo patrono.

Fecha de celebración: 13 al 29 de septiembre.



L
a Fiesta del Barrio de San Francisco

Esta feria se realiza en honor de San Francisco de Asís, patrono de la Villa de San Francisco de Campeche a partir de su fundación, la que celebran los campechanos cada 4 de octubre, día de san Francisco de Asís. En la feria puede participar en eventos religiosos, culturales y artísticos, además de la tradicional feria de juegos mecánicos. Una de las tradiciones de esta fiesta es la coronación de la reina, quien representa  a los sanfraciscanos campchanos.

Fecha de celebración: del 1 al 15 de octubre



Día de Muertos

El hanal pixan o comida para las ánimas, es una de las tradiciones más trascendentales de nuestra cultura, año con año las familias campechanas se reúnen a principios del mes de noviembre para conmemorar  el Día de Muertos. Los preparativos comienzan días antes  con la intención de brindar a las ánimas que llegarán una estancia agradable; los preparativos consisten en limpieza, reparación y pintura en las casas, solares y terrenos así como en los panteones.

El 31 de octubre se espera la visita de las ánimas de los niños difuntos, se prepara el altar con dulces, juguetes, comida que consiste en sopa de gallina, pan, chocolate y agua. Al centro del altar se coloca la foto del niño o niña y parte de su ropa limpia. Durante estos días los familiares conviven con sus muertos y recuerdan anécdotas que compartieron con ellos durante su existencia.

El 1 de noviembre toca el turno a las ánimas de los mayores, se prepara el altar con los elementos más importantes: velas, panes, dulces, frutas, objetos y fotos del difunto, la cruz de madera en color verde, especies aromáticas, manteles blancos, adornos de flores  y cadenas de papel china, flores xpujuc y cempazuchitl, panes, chocolate, agua, el pibipollo, tamales, si al difunto le gustaba fumar o tomar, se coloca una botela de aguardiente y cigarros.

La comida tradicional y milenaria de esta tradición es el pibipollo, elaborado con masa de maíz y carne de pollo, cocinado tradicionalmente bajo tierra, sin embargo, actualmente los algunos campechanos lo guisan en hornos. Este platillo es una delicia culinaria propia de la región, que todos los años acompañan esta celebración que reúne a la familia.

La ofrenda se acompaña con rezos y cantos invitando a las ánimas a degustar de la ofrenda, por lo que nadie puede tocar ni probar los alimentos hasta que sean ofrecidos a los difuntos. Según las creencias mayas, los muertos tenían una etapa de transición antes de emprender el viaje al más allá y se alimentaban nada más en esta época ya sea para esperar otro año o para tener fuerzas para el largo viaje.

Fecha de celebración: 31 de octubre al 2 de noviembre



Carnaval

Dentro de las festividades populares se encuentra el Carnaval. Este evento es uno de los antiguos del país, que data del siglo XVI. En  la actualidad el carnaval  es una celebración pública que se realiza antes de la cuaresma cristiana, entre enero y febrero según la coincidencia de las celebraciones religiosas, entre los elementos principales del carnaval en Campeche destacan los disfraces, desfiles y celebraciones.

Las fiestas carnestolendas inician con la quema del mal humor y su gallo de alegría: se realiza la quema de un muñeco caracterizado de pirata que representa el mal humor; para este evento es invitado un personaje cómico que ameniza la noche e infunde alegría a los asistentes. En los días siguientes, se llevan a cabo las diferentes coronaciones de los reyes representantes del sector estudiantil, de algunas instituciones de gobierno,  de los reyes infantiles y reyes del carnaval en diferentes escenarios públicos de la ciudad. Posteriormente, se realiza el Paseo de las flores que consiste en un desfile de los reyes y reinas acompañados de sus comparsas, siendo la mayor atracción la reina del espectáculo y su chambelán, que normalmente son artistas invitados.

Uno de los eventos de mayor trascendencia es el Corso Infantil que es realizado el día viernes a lo largo del malecón de la ciudad, y que consiste en un desfile colorido y alegre de los niños de preescolar representando diferentes temáticas culturales con sus disfraces, comparsas y carros alegóricos. El Sábado de Bando reúne a la mayor de cantidad de personas en el Carnaval por su fiesta majestuosa llena de luz y alegría; durante el recorrido se puede disfrutar de la creatividad de los participantes a través de sus diferentes plataformas, carros alegóricos, disfraces, comparsas, grupos organizados y de la diversidad de trajes, estilos y ritmos.

La Ronda Naval se realiza el día domingo en la que de igual manera se disfruta del paseo de carros alegóricos y comparsas, quienes compiten para obtener algún premio a la creatividad y entusiasmo. El día lunes se concluyen los desfiles con la Algarabía campechana, en este último recorrido participan los reyes y reinas de instituciones educativas que año con año se integran y se organizan para preservar el gusto por la tradición campechana, portando y luciendo con grabo el hermoso traje típico de Campeche y de la región. Posteriormente, en el Parque Principal se realiza la acostumbrada verbena popular, donde la gente disfruta de antojitos y música de compositores campechanos.

El Martes de pintadera es la finalización del Carnaval, aglomera un gran número de personas en el foro Ah Kim Pech y colonias de la ciudad en donde se dan cita para pintarrajearse entre los asistentes que van desde niños hasta personas de la tercera edad, quienes continúan dando vida  a esta tradición carnestolendas. Los participantes manifiestan su alegría y desparpajo por las fiestas que finalizan en honor al rey Momo.

Fecha de la celebración: febrero o marzo



Mes de la Campechanidad

Es la celebración de la memoria histórica de los campechanos  quienes conmemoran con orgullo los procesos  a través del tiempo que les han dado identidad cultural. Los festejos inician con una de las conmemoraciones más importantes: la fundación de la villa de Campeche el 4 de octubre de 1540 por Francisco de Montejo El Mozo.

A través de diversas actividades se busca fortalecer la cultura popular, se preservan las tradiciones y se afianzan los valores que han animado a la historia del pueblo campechano. En ella participan instituciones educativas, ayuntamientos y dependencias públicas, las cuales realizan diferentes actividades que promueven, preservan y refuerzan las costumbres y tradiciones del estado.

Fecha de celebración: todo el mes de octubre.
Lugar de celebración: los 11 municipios del estado de Campeche.


Festival del Centro Histórico

Este Festival tiene como propósito promover el Centro Histórico de la ciudad de San Francisco de Campeche. Dentro del programa del Festival se incluyen conciertos de música clásica, contemporánea y popular, teatro, danza, presentaciones de libros, rescate de tradiciones decembrinas, fomento de artistas locales entre muchas otras cosas.

En el marco del Festival se realiza el Magno Concierto de Navidad que ha logrado conjuntar a lo más destacado de la operística nacional como tenores y grandes orquestas entre las que se puede mencionar a la Sinfónica de Carlos Chávez y el Coro de Bellas Artes, la Sinfónica de la Ciudad de México y del Estado de México, así como la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

Fecha de celebración: se realiza tradicionalmente en los meses de noviembre y diciembre.
Lugar: Centro Histórico de la Ciudad.


 

 

GASTRONOMÍA


El renombre de la comida tradicional campecha ha filtrado su prestigio y gusto más allá de los límites estatales. Las especies y artículos europeos combinados con productos regionales, ha originado deliciosos platillos que el día de hoy suelen degustarse en los hogares y tiendas de comida en el municipio de Campeche.

Entre los platillos de mariscos y pescados están: sopa de cabeza de cherna, pámpano a la cazuela, pámpano a la campechana, pámpano poc chuc, pan de cazón, caldo de pescado, cazón asado, postas de esmedregal frito, camarones al coco, tamal de corvina, pargo en makum y otros.

Los platillos hechos a base de fauna y flora comestible se encuentran: kol de pavo, pavo de monte en escabeche, Chiles x’catic rellenos de cazón o picadillo, chocolomo, mondongo, sikilpac, firjol con puerco, ts’anchak de venado, puchero de tres carnes, relleno negro de pavo,  zic de venado, venado en pipián, pibipollo, cochinita pibil, panuchos, tamales colados, tobiles de maíz nuevo, tobiles de puerco, merienda de campesino, brazo de reina, hibes con puerco, tamales de chaya.

Dulces: dulce de ciricote, de nance,  de papaya, de calabaza, de camote, budín, buñuelos, arroz con coco, manjar blanco de coco, suspiros, torrejas, caballeros pobres, torrejas, cocadas, frailes, merengues, mazapán de pepita.

Panes: pan de elote, de nata, hojaldras de jamón y queso, tuti, cocotazo, pan trenzado, francés de yema de huevo.



Bebidas: posol, horchata con coco, horchata de arroz, agua de marañón, agua de pitaya, agua de Jamaica, agua de chaya con piña, agua de naranja agria, atole de maíz nuevo, té helado.



ARTESANIAS


La producción artesanal del estado de Campeche  es numerosa y tradicional, ya que los artesanos, creadores del arte popular representan toda una tradición ancestral, que hasta hoy, permite mantener unidas a familias enteras en el afán de la manifestación artesanal especializada en el ámbito regional. La manufactura se encuentra estrechamente vinculada a los recursos naturales que predominan en la entidad, a la instrumentación de nuevos materiales, la innovación y el enriquecimiento de técnicas empleadas tradicionalmente.

El municipio de Campeche se trabaja una diversidad de recursos naturales tanto terrestres como marinos produciendo objetos artesanales. El hueso y cuerno de toro son materiales de los cuales se elaboran piezas como dagas, cigarreras, alhajeros, pulseras, collares, rosarios, anillos, aretes,  platos decorados, semanarios, figuras zoomorfas y antropomorfas, objetos para escritorio, portarretratos y otras piezas ornamentales.

La madera es otro de las materias primas empleadas por los artesanos para dar forma y valor artesanal a su creatividad. El tipo de madera puede ser jabín, chacá, cedro, caoba y otras que permiten tallar y moldear diversas formas pero que también son resistentes y durables. Con la madera se realizan barcos a escala, agendas, plumas, cortapapeles, servilleteros, llaveros, marcos, esculturas, juguetes (trompos, baleros, mesas, sillas, etc.) y otros.

La creatividad de los artesanos campechanos los han llevado a utilizar diversos materiales como es el caso del holoch o el revestimiento de la mazorca del cual se aprovecha todo, con ello se manufacturan modelos diversos de flores y follaje que son utilizados como adornos de meza, tocados para el cabellos y ramos para novias y quinceañeras, diademas, lazos, juguetes, aplicaciones para sombreros y prendedores.

Sin lugar a dudas el pasado es inspiración del presente; la influencia de los antepasados mayas a influenciados a muchos de los artesanos campechanos quienes se han dedicado al rescate y adaptación de la iconografía maya. El polvo de piedra y la resina son recursos que han empleado los artesanos de la entidad en sus creaciones; de estos elementos se producen llaveros, relojes, escudos y reproducciones a escala de antiguos monumentos de la ciudad de San Francisco de Campeche y piezas arqueológicas representativas de los mayas.

La herrería artística se manifiesta en diversas piezas artesanales como candelabros, marcos, servilleteros, figuras de animales y muchas más. El pirograbado produce hermosas piezas en las líneas de: decoración, escritorio, cocina, tocador y baño. Las hamacas son piezas artesanales que han trascendido nuestras fronteras debido a la calidad de su manufactura; las hay de diferentes tamaños, colores y tipos de hilos. Actualmente en cada uno de los municipios de Campeche hay artesanos que se dedican al urdido de hamacas debido a que es uno de los elementos o accesorios con mayor demanda comercial y que forma parte de la cultura campechana.